Celebraciones

CELEBRACIÓN CCPS 5-6-2021
"El Espíritu, vacuna de esperanza y realidad"

 1.- Breve presentación

Lectura del texto de Hechos 2, 1-4 sobre Pentecostés. (ver power point)
"Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido, semejante a un viento impetuoso, y llenó toda la casa donde se encontraban. Entonces aparecieron lenguas como de fuego, que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según el Espíritu Santo los movía a expresarse"

Presentación del “lema” de la celebración EL ESPÍRITU VACUNA DE ESPERANZA Y REALIDAD.

Inspirados por el viento impetuoso que ha llenado nuestras pantallas y nuestras almas, las Comunidades Cristianas Populares de Zaragoza nos encontramos en junio de 2021 vacunadas con Pfizer, Moderna, Astra Zeneca o Yansen, tratando de vencer un virus que ha puesto y sigue poniendo del revés al mundo y nuestro mundo, nuestro día a día y nuestro futuro más próximo.
Vacunadas contra la enfermedad, pero no inmunes e insensibles a la realidad que nos rodea de injusticia social, problemas migratorios, pobreza estructural, crisis climática, revueltas, guerras y violencia de género. Contra esto solo cabe la vacuna del espíritu, la vacuna de la esperanza, del trabajo comunitario, de la solidaridad, de la cooperación y colaboración, de la alegría e ilusión y del pensamiento compartido de que otro mundo es posible.

2.- Lecturas:

- "Lo que los cristianos llamamos Espíritu de Dios" de Karl Rhaner   (ver power point)
"Cuando se da una esperanza total que prevalece sobre todas las demás esperanzas particulares, que abarca con su suavidad y su silenciosa promesa todos los crecimientos y todas las caídas;
Cuando se acepta y se lleva libremente una responsabilidad donde no se tienen claras perspectivas de éxi­to y de utilidad;
Cuando una persona conoce y acepta su libertad última, que ninguna fuerza terrena le puede arrebatar;
Cuando se acepta con serenidad la caída en las tinieblas de la muerte como el comienzo de una promesa que no entendemos;
Cuando se corre el riesgo de orar en medio de tinieblas silenciosas sabiendo que siempre somos escucha­dos, aunque no percibimos una respuesta que se pueda razonar o disfrutar;
Cuando se experimenta la desesperación y misteriosamente se siente consolada sin consuelo fácil;
Allí conocemos a quien nosotros y nosotras, cristianas, llamamos Espíritu de Dios"

música

- "Necesitamos una espiritualidad profunda" de José Arregui (ver power point)
Una espiritualidad de la vida. De la sensibilidad y del cuidado, de la emoción de la belleza, de la fe en la bondad. Una espiritualidad profética: realista, sí, pero también crítica e insumisa; pacífica, sí, pero también subversiva de todos los sistemas que nos ahogan. Una espiritualidad de la paz y de la justicia, pues no puede existir la una sin la otra. Una espiritualidad política, para una política planetaria digna de ese nombre, no prisionera de la Bolsa y de los paraísos fiscales.

Una espiritualidad que nos haga admirar el Misterio Que Es en el cosmos sin medida, en el cielo estrellado, en la piedrecilla del camino, en la hoja que vuelve a brotar, en los ojos de un niño, en el rostro de un refugiado o de un inmigrante. Una espiritualidad que nos abra los ojos para contemplar el universo como un inmenso corazón que late, la Tierra como un gran organismo que respira y quiere seguir respirando. Una espiritualidad que nos llene de asombro, respeto y humildad, de profunda compasión y ternura por todo lo que es, sufre y goza. Somos hermanos de todos los seres. Somos interser. Todos los seres intersomos.

Una espiritualidad que nos enseñe a estar presentes: a nosotros mismos, al otro, a todos los seres. A vivir el presente, sin aferrarnos al pasado ni temer el futuro, y a desapegarnos cada día de la ilusión de nuestro ego, fuente de tanto sufrimiento. Una espiritualidad que nos enseñe a vivir en la Presencia Buena que lo envuelve todo y habita en todo. A vivir atentos a lo Real que se manifiesta y se va haciendo, sin cesar, en todo lo real. A ser libres y hermanos. A escuchar el grito de los seres heridos. A presentir y acoger la Paz que sostiene y mueve todo, a sumergirnos en ella tanto en la meditación como en la acción.

Una espiritualidad con religión o sin religión, pero siempre más allá de la religión en cuanto sistema de creencias, ritos y normas, bajo la autoridad de un clero sagrado y masculino. La espiritualidad se está emancipando de las religiones: he ahí uno de los rasgos fundamentales de la revolución cultural de nuestro tiempo, ya emprendida hace 2.500 años por Confucio y Laozi en China, por Buda y Mahavira en la India, por Isaías y Jeremías en Israel, por Heráclito y Parménides en Grecia. Y luego por Jesús.

¿Se abrirá nuestra sociedad, laica por fin, a la brisa, al Silencio, al Misterio creador que une y mueve todo? ¿Se librarán nuestras religiones tradicionales, el cristianismo y el islam en especial, de sus lenguajes, creencias y estructuras del pasado? ¿Se dejarán prender por la chispa, la llama, el fuego de Pentecostés.

3.- Reflexión sobre:

- ¿Hacia dónde nos mueve el Espíritu?
- ¿Cuáles son las esperanzas que nos impulsan?

4.- Compartimos la reflexión

5.- Plegaria (ver power point)

A vosotros,
que compartís mi proyecto y lo lleváis a cabo,
que recibís mi Palabra y la ponéis en práctica,
que os reunís en mi nombre y evocáis mi presencia,
os llamo amigos.

A vosotras,
que sois fuertes en vuestra debilidad
y acompañáis la vida de los más frágiles,
que os mantenéis firmes en la opción evangélica
y progresáis en la fe puesta en acción,
os llamo amigas.

A vosotros,
que estáis dispuestos a dar la cara,
a arrimar el hombro,
a echar una mano para seguir construyendo el Reino
como comunidad de ciudadanos,
os llamo amigos.

A vosotras,
que afrontáis la realidad intentando mejorarla
sin renunciar a la utopía de la igualdad efectiva
y camináis hacia ella dando oportunidad a un futuro mejor,
os llamo amigas.

Y en esta comunidad, sintiéndonos como una familia,
inspirada por el Espíritu de Jesús
vamos a repetir el gesto sencillo de compartir el pan y el vino
para hacer memoria de lo que fue su vida y su buena noticia.

6.- Compartimos el pan y el vino y mientras tanto la canción "Color Esperanza" (Autor: Diego Torres)

"Sé qué hay en tus ojos con solo mirar
Que estás cansado de andar y de andar
Y caminar
Girando siempre en un lugar

Sé que las ventanas se pueden abrir
Cambiar el aire depende de ti
Te ayudará
Vale la pena una vez más

Saber que se puede
Querer que se pueda
Quitarse los miedos
Sacarlos afuera

Pintarse la cara
Color esperanza
Tentar al futuro
Con el corazón

Es mejor perderse que nunca embarcar
Mejor tentarse a dejar de intentar
Aunque ya ves
Que no es tan fácil empezar

Sé que lo imposible se puede lograr
Que la tristeza algún día se irá
Y así será
La vida cambia y cambiará

Sentirás
Que el alma vuela
Por cantar una vez más

Saber que se puede
Querer que se pueda
Quitarse los miedos
Sacarlos afuera

Pintarse la cara
Color esperanza
Tentar al futuro
Con el corazón

Saber que se puede…"

Enlace vídeo con imágenes de distintos artistas en confinamiento 2020, los ingresos recaudados se destinan a la lucha contra el virus en Sudamérica



7.- Oración Ecuménica para finalizar

Tomo conciencia de mi vida y de cuanto me rodea
Desde el silencio escucho las llamadas de la plenitud, de otras personas, de todo lo que hay.
Admiro la madre tierra que me ha dado el ser, el mundo desde sus orígenes hasta hoy; sus estrellas, plantas, animales y personas.
Es mi primer poema de creación
Recorro la historia del conocimiento, de la libertad y de las relaciones humanas, sus alegrías y sufrimientos y compongo mi segundo poema de redención:
Quiero confiar en que el bien triunfa sobre el mal, que los daños pasados pueden ser restituidos.
Recuerdo la vida de muchas personas que confiaron en esto.
Especialmente miro a Jesús de Nazaret por su amor.
Y así quiero creer que el mundo y las personas tienen un valor o dignidad supremos, aunque no haya logros, ni cielos, ni dios, ni palabra alguna que me dé certeza.
Espero que entre todos y todas podamos construir una comunidad universal de libertad y fraternidad entre iguales.
Me dejo llevar por este espíritu, un impulso de la buena y bella conciencia que gime en todas las personas.
Deseo con todo mi corazón que el amor tenga palabras de vida eterna.

Finalizada la celebración, nos despedimos con el vídeo de las Comunidades "Honrar la vida"








La comunidad de CODEF, celebró
el día 6 de marzo, el día
reivindicativo de las mujeres.
Aquí tenéis el esquema de la
celebración 

 Hasta que la Igualdad sea costumbre

Inicio:
La celebración de hoy la queremos enmarcar dentro del día de hoy (Revuelta de las Mujeres en la Iglesia) y del día 8 (Día reivindicativo de las mujeres).
Queremos hacer un reconocimiento muy agradecido a las valientes y audaces mujeres que nos han precedido a lo largo de la historia. Gracias a ellas hemos ido adquiriendo los derechos que hoy disfrutamos todas.
Ellas nos han pasado la antorcha y en este presente somos nosotras, junto con nuestros compañeros varones, l@s que tenemos que seguir conquistando espacios de igualdad, tanto en la Iglesia como en la sociedad. Hasta que la Igualdad sea costumbre.

Cantamos: RUAH Espíritu de Dios


1ª Lectura: Evangelio: Juan 2, 13-25

Música de Pensar

2ª Lectura: Manifiesto de las teólogas españolas   



Reflexión personal

Plegaria: “Y al entrar en el templo…”


Padre Nuestro

Compartimos - música de fondo –

Acción de Gracias

Paz y Bendición     

  

UN CAMINO HACIA LA PASCUA. CCP Zaragoza 20-3-21.

. Introducción: 

En este año tan difícil para nuestra humanidad debido a la pandemia del coronavirus, con sus luces y sombras, en esta primavera que iniciamos, caminamos como creyentes hacia la Pascua. Es la Pascua de Jesús, el profeta crucificado, imagen singular para los cristianos de la esperanza de todos los crucificados. Los de ayer y los de hoy, colectivos marginales de mareas humanas que gritan y reivindican la consolidación de los derechos humanos en igualdad para todas las personas, a fin de conseguir unos procesos dignos de humanización.

Celebramos juntos la Pascua de la Tierra. La Pascua del trigo y de todos los cereales: el grano muere, germina y vuelve a brotar en los campos, para convertirse en pan fraterno, pan de la eucaristía o pan de la mesa doméstica.

La vida revive en cada brote de viña, en cada flor de cerezo, en nuestra flora y fauna se hace presente la energía de todo el universo, se manifiesta el fuego del Ser, la fuerza de la Vida, el misterio que llamamos Dios y que recibe otros muchos nombres y que ningún nombre puede expresar. La vida despierta y vuelve a levantarse después de la noche en todas sus formas.

No pensemos que la Pascua de Jesús sea la única, ni siquiera la suprema, la realización perfecta de todas las pascuas. Jesús nunca lo pensó. El vivió hasta morir, y murió hasta resucitar, como el grano, como el profeta mártir, como todos los profetas y mártires, sin etiquetas.

Jesús resucitó en su vida de profeta bueno, rebelde y sanador, libre y liberador. Resucitó en su compasión, en su comensalidad, en su solidaridad con los últimos. Y por eso murió y, por eso, en su muerte resucitó.

Esa es la verdadera Pascua de Jesús, pero sólo será verdad también en nosotros en la medida en que vivamos como él lo hizo, hasta morir de pura vida, como todas las personas que pasan la vida haciendo el bien, simplemente, como la semilla y la flor, sin mirar al fruto.

. 1ª lectura: De la Encíclica del Papa Francisco Fratelli Tutti. 

Con fecha 4 de febrero de 2019 en Abu Dhabi, el Papa Francisco y el Gran Imán Al-Tayyeb, el llamado Papa de los musulmanes suníes, firmaron un documento conjunto sobre la fraternidad humana para la paz mundial y la convivencia común.

. Lectura del punto 285:

«En el nombre de Dios que ha creado todos los seres humanos iguales en los derechos, en los deberes y en la dignidad, y los ha llamado a convivir como hermanos entre ellos, para poblar la tierra y difundir en ella los valores del bien, la caridad y la paz.
En el nombre de los pobres, de los desdichados, de los necesitados y de los marginados que Dios ha ordenado socorrer como un deber requerido a todos los hombres.
En el nombre de los huérfanos, de las viudas, de los refugiados y de los exiliados de sus casas y de sus pueblos; de todas las víctimas de las guerras, las persecuciones y las injusticias; de los débiles, de cuantos viven en el miedo, de los prisioneros de guerra y de los torturados en cualquier parte del mundo, sin distinción alguna.
En el nombre de los pueblos que han perdido la seguridad, la paz y la convivencia común, siendo víctimas de la destrucción, de la ruina y de las guerras.
En nombre de la fraternidad humana que abraza a todos los hombres, los une y los hace iguales.
En el nombre de la libertad, que Dios ha dado a todos los seres humanos, creándolos libres y distinguiéndolos con ella.
En el nombre de la justicia y de la misericordia, fundamentos de la prosperidad y quicios de la fe.
En el nombre de todas las personas de buena voluntad, presentes en cada rincón de la tierra.
En el nombre de Dios y de todo esto […] “asumimos” la cultura del diálogo como camino; la colaboración común como conducta; el conocimiento recíproco como método y criterio». (285)

. Carta a un inmigrante: 

. El pasado 6 de febrero de este año se cumplieron siete años, desde que fallecieron 14 inmigrantes que trataron de llegar a nuestras costas por el Tarajal en Ceuta. “Siete años de impunidad. Siete años de injusticia. Siete años luchando en la VIII Marcha por la Dignidad. Siete años exigiendo responsabilidad y reparación. Siete años haciendo memoria, defendiendo la vida y exigiendo derechos.... Tras siete años: muertos sin rostro, sepulturas sin nombre, víctimas sin justicia, fronteras sin derecho”. (Del manifiesto).

. Carta a un inmigrante: escrita por el inmigrante senegalés Sani Landan y leída por él mismo al final de la mesa redonda de la VIII Marcha por la Dignidad del Tarajal, en Ceuta. (audio 02' 43'')


. 2ª lectura: Entrada de Jesús en Jerusalén. Marcos 11,1-11.:

"Cuando se acercaban a Jerusalén, junto a Betfagé y a Betania, frente al monte de los Olivos, Jesús envió dos de sus discípulos, y les dijo: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego que entréis en ella, hallaréis un pollino atado, en el cual ningún hombre ha montado; desatadlo y traedlo. Y si alguien os dijere: ¿Por qué hacéis eso? decid que el Señor lo necesita, y que luego lo devolverá. Fueron, y hallaron el pollino atado afuera a la puerta, en el recodo del camino, y lo desataron. Y unos de los que estaban allí les dijeron: ¿Qué hacéis desatando el pollino? Ellos entonces les dijeron como Jesús había mandado; y los dejaron. Y trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él. También muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían por el camino. Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas! Y entró Jesús en Jerusalén, y en el templo; y habiendo mirado alrededor todas las cosas, como ya anochecía, se fue a Betania con los doce."

.Revuelta de las mujeres en la Iglesia:

“Somos mujeres creyentes, feministas y luchadoras. Nos sentimos Iglesia y alzamos la voz. Por eso, este año, nos movilizamos nuevamente para denunciar la profunda discriminación que vivimos las mujeres en la Iglesia y decir “¡Basta ya!”. Porque si las mujeres callamos, gritarán las piedras. (Lucas 19, 40). Somos mujeres, somos Iglesia, somos revuelta. Hasta que la igualdad, la justicia y el cuidado de la casa común se hagan costumbre”. (extracto del manifiesto).

. Salmo de las mujeres nuevas: 

Dichosas las mujeres que salen de la pasividad
y dedican su vida a anunciar el reino de Dios.
Con sus palabras y hechos
están engendrando un mundo nuevo.

Dichosas las mujeres que luchan por su dignidad
y denuncian el maltrato y la discriminación de la mujer,
porque ellas están forjando un futuro mejor
para las nuevas generaciones.

Dichosas las mujeres que defienden la libertad,
las que trabajan por la justicia
y las que arriesgan su vida por la igualdad,
porque ellas abren caminos al reino de Dios.

Dichosas las mujeres cariñosas y tiernas,
alegres, creativas y fuertes,
porque con su bondad y su esfuerzo
nos están descubriendo el rostro materno de Dios.

Dichosas las mujeres llenas de fe,
mujeres servidoras de la comunidad,
aunque nadie se lo agradezca
y no vean de inmediato los frutos.

Alegraos porque vuestros nombres
están escritos en el libro de la vida. (Anónimo).

. Intervenciones: ¿Qué significado tiene para nosotros y para nuestras Comunidades este camino hacia la Pascua? 

. Poema: “Insurreción” :

Hubo resurrección porque antes hubo insurrección.
Un judío marginal, un galileo pobre y subversivo
que violaba los códigos de pureza,
se juntaba con gente de mal vivir
y encaraba la hipocresía de los buenos.

Profeta de liberación, rompía las cadenas de la opresión
y daba felicidad desde la pobreza.
Cuestionó el Templo y el Imperio,
renegó del dios Dinero
y apostó por una nueva sociedad
de hombres y mujeres iguales y hermanos.

Vivió la vida intensamente, dio vida, prometió Vida.
Combatió el sufrimiento y la muerte.
Los poderes de la muerte -el Templo, el Imperio, el Dinero-
se conjuraron contra él y le dieron muerte.
Muerte de esclavo, de maldito, tortura previa,
fuera de la ciudad, traicionado y abandonado,
por blasfemo, subversivo, insurrecto y soñador.

En su muerte encontró muerte la muerte.
La Vida triunfó en la vida entregada.
La vida enterrada fue semilla de Vida.
Hubo resurrección porque antes hubo insurrección.

Y porque hubo resurrección, hubo insurrección.
Y lo que fue miedo se hizo valentía,
lo que fue fracaso se hizo esperanza,
el abandono se hizo amor,
el silencio, proclama,
la duda, anuncio,
el individuo, comunidad.

Donde dos o tres se juntan hay una célula subversiva.
Donde hay una mujer y un hombre nuevos hay un mundo nuevo.
Donde hay Comunidad hay insurrección.
Donde hay nueva insurrección, hay nueva resurrección.
Donde hay insurrección colectiva, hay resurrección colectiva.
Y llegará la insurrección total y la resurrección total. (Deme Orte).

. Compartimos el pan y el vino:

En estos momentos queremos rememorar la Pascua de Jesús de Nazaret, junto a la de tantas personas crucificadas a lo largo de la Historia de ayer y de hoy.

Que este pan y vino que compartimos, sean un recuerdo de la vida de Jesús, de su mensaje y de su compromiso. Y que nos ayude a construir la Nueva Humanidad de Dios, Amor Absoluto, hoy y aquí entre nosotros. Por medio de estos signos del pan y del vino, creemos que el Resucitado está presente en la vida de nuestras Comunidades.

. Oración de la fraternidad y sororidad: 

Dios Padre y Madre, Amor Absoluto,
que dicen que estás en los cielos,
pero no, no estás en las nubes,
o más allá de las galaxias.
Estás en el cielo,
que es lo hondo del ser y de las cosas,
no eres el Altísimo, sino el Profundo.
Te encontramos en el misterio
de la energía y de la vida.
Pero tu cielo verdadero
está en lo íntimo del hombre y de la mujer,
está en sus pensamientos y en sus deseos,
en sus ansias y en su fuerza,
en sus vacíos y esperanzas,
en su ingenio y en su arte.
Está en su corazón, en sus entrañas cálidas,
en sus genes misericordiosos,
en sus neuronas solidarias,
en sus células generosas, comunicativas.
Estás en el cielo de la mano tendida,
de la caricia y de los besos,
de la liberación y el progreso,
del mundo nuevo que se espera.
Tu cielo está en el que lucha y en el que busca,
en el que sufre y en el que crece,
en el que goza y en el que espera,
en el que ama...
Porque tu cielo está en nuestra vida.

. Vídeo: “Vengo de Africa”. 

Si quieres ver los textos anteriores en power point, te los ofrecemos a continuación:






Celebraciones para el curso 2019-2020
  • 26 Octubre: Celebración de principio de curso
  • 14 Diciembre: Celebración de Navidad
  • 28 de Marzo: Celebración de Cuaresma
  • 30 de Mayo: Celebración de Pentecostés-Fin de curso


ENCUENTRO CCP ZARAGOZA. 19/11/2020



En los días actuales, especialmente durante el aislamiento social, debido a la presencia peligrosa del coronavirus, la humanidad despertó de su sueño profundo: empezó a oír los gritos de la Tierra y los gritos de los pobres, y la necesidad de cuidarnos unos a otros y también a la naturaleza y a la Madre Tierra. De pronto nos dimos cuenta de que el virus no vino del aire y no puede ser pensado en forma aislada, sino dentro de su contexto: vino de la naturaleza

El cuidado es anterior a cualquier otra cosa. Es anterior al espíritu y anterior a la Tierra. En otras palabras, la concepción del ser humano como compuesto de espíritu y cuerpo no es originaria. El mito es claro al afirmar que “fue Cuidado el que primero moldeó la arcilla en forma de un ser humano”. El cuidado, por lo tanto, pertenece a la esencia del ser humano. Pero no sólo eso. Es la esencia de todos los seres, especialmente de los seres vivos. Si no los cuidamos, se marchitan, poco a poco van enfermando y finalmente mueren.

Si vivimos la cultura y la ética del cuidado, asociado al espíritu de hermandad entre todos, también con los seres de la naturaleza, habremos colocado los fundamentos sobre los cuales se construirá un nuevo modo de relacionarnos y de vivir en la Casa Común, la Tierra. El cuidado es la gran medicina que nos puede salvar y la hermandad general nos permitirá la siempre deseada comensalidad y el amor y el afecto entre todos. Entonces continuaremos brillando y desarrollándonos en este bello planeta.

Esta consideración sobre el cuidado concierne a todos los que cuidan de la vida en su diversidad y del planeta, especialmente ahora, bajo la pandemia de la Covid-19: el cuerpo médico, los enfermeros y enfermeras y todo el personal que trabaja en los hospitales, pues el cuidado esencial cura las heridas pasadas, impide las futuras y garantiza nuestro futuro de nuestra civilización de hermanos y hermanas, juntos en la misma Casa Común.
EXTRACTO DE LEONARDO BOFF 


El mar como pesebre

EXTRACTO DE Luis García Montero

Hace ya mucho tiempo, y es un tópico de la literatura y el periodismo contemporáneos, que la celebración de la Navidad perdió su sentido original. Celebramos unas fiestas en las que las campañas comerciales borran no ya el acontecimiento religioso, sino el significado profundo que late en todos los mitos. Se trata del nacimiento de un ser humano y la voluntad de sus padres para encontrar un lugar en el que cuidarlo, aunque sea un pesebre, y resistir en la pobreza mientras encuentran el modo de burlar la ilegítima legalidad de Herodes. En cualquier esquina, en cualquier rincón del mundo, en un establo, sin más compañía que unos animales, unos pobres pastores y unos estrelleros despreciados por la sabiduría oficial, el ser humano viene al mundo con un alma que merece respeto, y que unos llamarán divinidad, otros Derechos, y otros las dos cosas a la vez.

Estamos acostumbrados a convertir la navidad en tarjetas de crédito, anuncios, luces, adornos… Incluso aprovechamos ahora la fiesta para provocar una nueva guerra de banderas, orgullosos de ser lo que somos y dispuestos a encender y despreciar el orgullo de los demás. Pero tal vez la pandemia debería servir para recordarnos la fragilidad humana, la situación difícil de ese niño que nace en medio de la miseria, en una sociedad dispuesta a cerrar los ojos ante su frío y con un orden cruel, decidido a convivir con las matanzas de los inocentes. Miremos a ese niño que se cae de los brazos de su madre en medio de un naufragio y que muere ahogado en el mar ante la desesperación de la mujer que lo ha traído al mundo.

Pero el problema verdadero es otro y no convendría desviar la mirada del niño ahogado. Después de siglos, después de muchos avances sociales, científicos y tecnológicos, hemos creado y recreado un mundo definido por la desigualdad, injusto, con muchos territorios abandonados a la miseria. Y cuando María y José deciden ponerse en marcha para salvar a su hijo sólo les ofrecemos el peligro de un naufragio como pesebre. El mar no promesa de vida, sino infierno, desamparo y acuciante inmensidad.

Debajo de los paritorios, los hospitales más avanzados, las vocaciones políticas, los derechos laborales, Europa, las fronteras y el orden internacional, está el calor de los Derechos Humanos. Sin ese calor, todo pierde sentido.

Por eso algunos patriotas españoles sabemos que esta Navidad el niño Jesús no va a nacer entre las banderas del Paseo del Prado, sino en una tienda de campaña de un puerto canario entre Arguineguín y Barranco Seco.

COMPARTIMOS ¿Dónde, en quien vive la esperanza? 
Signos de dignidad, de luz en este tiempo.

ESPERANZA 

Cuando la tormenta pase
y se amansen los caminos
y seamos sobrevivientes
de un naufragio colectivo. 

Con el corazón lloroso
y el destino bendecido
nos sentiremos dichosos
tan solo por estar vivos.

Y le daremos un abrazo
al primer desconocido
y alabaremos la suerte
de conservar un amigo.

Y entonces recordaremos
todo aquello que perdimos
y de una vez aprenderemos
todo lo que no aprendimos.

Ya no tendremos envidia
pues todos habrán sufrido.
Ya no tendremos desidia.
seremos más compasivos.

Valdrá más lo que es de todos.
que lo jamás conseguido.
Seremos más generosos
y mucho más comprometidos

Entenderemos lo frágil
que significa estar vivos.
Sudaremos empatía
por quien esta y quien se ha ido

Extrañaremos al viejo
que pedía un peso en el mercado,
que no supimos su nombre
y siempre estuvo a tu lado.

Y quizás el viejo pobre
era tu Dios disfrazado.
Nunca preguntaste el nombre
porque estabas apurado.

Y todo ser? un milagro,
y todo ser? un legado
y se respetar? la vida,
la vida que hemos ganado.

Cuando la tormenta pase
te pido Dios, apenado,
que nos devuelvas mejores,
como nos habrás soñado.


JERUSALEMA himno de esperanza de los cinco continentes para unir fuerzas y vencer a la pandemia del coronavirus. La letra habla de Jerusalén como la ciudad celestial en la que estar en comunión con Dios. 
HTTPS://WWW.YOUTUBE.COM/WATCH?V=TH4V-YHBJXK

Jerusalema ikhaya lami | Jerusalén es mi hogar
Ngilondoloze | Sálvame
Uhambe nami | Se fue conmigo
Zungangishiyi lana | No me dejes aquí
Jerusalema ikhaya lami | Jerusalén es mi hogar
Ngilondoloze | Sálvame
Uhambe nami | Se fue conmigo
Zungangishiyi lana | No me dejes aquí
Ndawo yami ayikho lana | Mi lugar no está aquí
Mbuso wami awukho lana | Mi reino no está aquí
Ngilondoloze | Sálvame
Zuhambe nami | Ve conmigo
Ndawo yami ayikho lana | Mi lugar no está aquí
Mbuso wami awukho lana | Mi reino no está aquí
Ngilondoloze | Sálvame
Zuhambe nami | Ve conmigo
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame
Zungangishiyi lana | No me dejes aquí
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame
Zungangishiyi lana | No me dejes aquí
Ndawo yami ayikho lana | Mi lugar no está aquí
Mbuso wami awukho lana | Mi reino no está aquí
Ngilondoloze | Sálvame
Zuhambe nami | Ve conmigo
Ndawo yami ayikho lana | Mi lugar no está aquí
Mbuso wami awukho lana | Mi reino no está aquí
Ngilondoloze | Sálvame
Zuhambe nami | Ve conmigo
Jerusalema ikhaya lami | Jerusalén es mi hogar
Ngilondoloze | Sálvame
Uhambe nami | Se fue conmigo
Zungangishiyi lana | No me dejes aquí
Jerusalema ikhaya lami | Jerusalén es mi hogar
Ngilondoloze | Sálvame
Uhambe nami | Se fue conmigo
Zungangishiyi lana | No me dejes aquí
Ndawo yami ayikho lana | Mi lugar no está aquí
Mbuso wami awukho lana | Mi reino no está aquí
Ngilondoloze | Sálvame
Zuhambe nami | Ve conmigo
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame
Zungangishiyi lana | No me dejes aquí
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame
Ngilondoloze | Sálvame

Zungangishiyi lana | No me dejes aquí

BRINDIS  NAVIDEÑO

 En esta Navidad del 2020 brindamos por el nacimiento de Jesús de Nazaret, por su compromiso y su testimonio al cuidado de los desfavorecidos de la sociedad. Brindamos por su Amor enteramente desinteresado y gratuito, siempre desde el lado de las víctimas de un sistema injusto. 

El es nuestro referente, el Sol naciente que ilumina nuestro caminar. Es como un bing-bang que va evolucionando progresivamente el rumbo de la Historia, por medio de su Amor. Jesús es la alegoría de la Nueva Humanización de Dios, el Amor Absoluto, la Energía profunda que dinamiza nuestro Cosmos. 
Jesús, que pasó haciendo el bien, nos invita a generar nuevos procesos de humanización a nuestro alrededor, por medio de una espiritualidad laica, promotora de una cualidad humana profunda, que se fundamenta en la consecución de la Derechos Humanos y en la consolidación de la Carta de la Tierra, en su lucha contra el cambio climático que atenta a nuestro planeta. 

En esta celebración nos deseamos un próximo Año Nuevo esperanzador, reavivando la esperanza y la creencia de que otro mundo mejor es posible, más justo, solidario y fraterno, que nos ayude a toda la humanidad de forma solidaria a superar la actual crisis del coronavirus. 

Con esa esperanza brindamos hoy y aquí, recordando la vida de Jesús de Nazaret, su mensaje y su compromiso generoso en la construcción de una Nueva Humanidad, más fraterna y sororal. Con la convicción de que su Espíritu sigue vivo en medio de nosotros, fortaleciéndonos a transformar nuestro mundo en comunión. Por todos estos deseos brindamos amistosamente en esta celebración.




Celebración CCP Zaragoza, 14 de Diciembre de 2019

CELEBRACIÓN DE CUMPLEAÑOS DE LA NUEVA HUMANIDAD 

I. EL SABER DE LO PROFUNDO, MITO FRENTE A LITERALIDAD

1. Lectura de Lucas: Lucas 2, 1-12
       Estando allí, le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito;…

Villancico: “Del Verbo divino” (Juan de la Cruz, por Amancio Prada)
2. Introducción:
       Hemos iniciado la celebración con el relato de Lucas sobre el nacimiento de Jesús. Y queremos poner el foco de atención en su significado profundo. Para ello tendremos que distinguir entre lo que es una lectura literal y una lectura simbólica.
       Un dogma solo admite adhesión o rechazo: si ó no. Un relato metafórico se enriquece continuamente.

3. Secuencia de video de Los lunes al Sol, de Fernando León de Aranoa.
4. Dinámica.
        “Un lobito bueno” de José Agustin Goytisolo, canta Paco Ibañez.

5. La metáfora del Dios encarnado
        Cuando en Navidad vemos la escena del establo con las figuras de María y José y el bebé con su halo en la cuna,(...) tenemos que prescindir del cuestionamiento histórico, porque, de otra forma, echaríamos a perder la ocasión.
…/…

Sabemos que históricamente es poco probable que Jesús naciera el 25 de diciembre,(…) y hemos visto razones para rechazar el dogma de que Dios se encarnó. 
En vista de todo esto, ¿cómo participa uno en la Navidad? …/… 
¿Por qué es importante el hecho de si pensamos en la historia cristiana como una verdad literal o como una verdad mitológica? …Porque su comprensión literal tiene implicaciones inaceptables que la construcción mítica no tiene.
Del capítulo 15 de “La metáfora de Dios Encarnado”.
Cristología para un tiempo pluralista, de John Hick. 



II. CELEBRACIÓN DE CUMPLEAÑOS

6. Enlace

No nos podemos quedar en los detalles de la ficción, ni en el dogma que origina, sino en el mensaje que se insinúa al final: “Paz a los hombres que Él quiere tanto”.
Un mensaje de bondad que no se pretende describir cuanto contagiar. Por eso se expresa como mito
o metáfora.
Nosotros ahora también vamos a usar la metáfora.
Presentamos la Navidad como el Cumpleaños de la Nueva Humanidad.
La humanidad del amor enteramente desinteresado que se muestra con Jesús de Nazaret. Por eso hacemos coincidir hoy ambos cumpleaños.
Celebramos el cumpleaños del NUEVO SER HUMANO , que evoluciona constantemente, y que ha ido avanzando en la maduración de la bondad hacia el sueño posible de una NUEVA HUMANIDAD.
No sabemos cuándo se produjo cada eslabón pues ha sido un largo proceso de mutación y maduración de la conciencia. Una progresiva emergencia o encarnación, porque somos una especie que estamos en …

MOVIMIENTO (Jorge Drexler)
Apenas nos pusimos en dos pies 
comenzamos a migrar por la sabana siguiendo la manada de bisontes más allá del horizonte 
a nuevas tierras, lejanas.
Los niños a la espalda y expectantes 
los ojos en alerta, todo oídos, 
olfateando aquel desconcertante paisaje 
nuevo, desconocido.

Somos una especie en viaje,
no tenemos pertenencias sino equipaje. 
Vamos con el polen en el viento 
estamos vivos porque estamos 
en movimiento.

Nunca estamos quietos, somos trashumantes 
somos padres, hijos, nietos
y bisnietos de inmigrantes.
Es más mío le que sueño que lo que toco.

Yo no soy de aquí
Pero tu tampoco.
De ningún lado del todo,
y de todos lados un poco.

Atravesamos desiertos, glaciares, 
continentes
el mundo entero de extremo a extremo. 
Empecinados, supervivientes.
El ojo en el viento y en las corrientes 
la mano firme en el remo.
Cargamos con nuestras guerras 
nuestras canciones de cuna.
Nuestro rumbo hecho de versos 
de migraciones, de hambrunas.
Y así ha sido desde siempre, desde el infinito: 
Fuimos la gota de agua viajando en el meteorito 
cruzamos galaxias, vacío, milenios.
Buscábamos oxígeno, encontramos sueños.

Apenas nos pusimos en dos pies
y nos vimos en la sombra de la hoguera 
escuchamos la voz del desafío.
Siempre miramos el río 
pensando en la otra ribera. 

Somos una especie…. 
Nunca estamos quietos….
Somos padres, hijos, nietos ……

Lo mismo con las canciones, los pájaros, 
los alfabetos...
Si quieres que algo se muera…¡déjalo quieto!


7. La absurda bondad, lo más humano que hay en la persona humana

Lecturas sosegadas con el Dueto de Adan y Eva- Haydn de fondo) 



Un hito de este movimiento, para nosotros muy significativo, es Jesús de Nazareth.
El perdón siete veces siete, el amor a los enemigos y el poner la otra mejilla contradicen y superan la primitiva moralidad
Y esta es la mejor noticia para los pobres, para la libertad, la igualdad y la fraternidad.


a) En las afueras

Jesús nació en la intemperie, a las afueras de la ciudad. Y murió sintiéndose abandonado, sin alcanzar la plenitud.

“No nos han expulsado de ningún paraíso. Siempre hemos estado fuera. En verdad, y por suerte, aquí el paraíso es imposible. Nuestra condición es la de las afueras. Unas afueras muy singulares pues no están definidas a partir de ningún centro.
Aquí, en las afueras, vivir es sentirse viviendo.
Aquí, en las afueras, no hay plenitud ni perfección. Pero sí anhelo infinito –misterio- y deseo. Aquí, en las afueras, el mal es muy profundo, pero la bondad todavía lo es más.
Aquí, en las afueras, lo que más importa no son los inicios inmemoriales, sino el suelo, la vida. Aquí, en las afueras, nada tiene más sentido que el amparo y la generosidad.
Aquí, en las fueras cuesta muchísimo moverse medio palmo en la buena dirección. Es el medio palmo hacia la comunidad fraterna que vive.
Aquí, en las afueras, no solo vivimos sino que somos capaces de vida
La condición humana es la de las afueras del paraíso imposible

Pequeña adaptación del poema introductorio de 

Josep María Esquirol en “La penúltima bondad” 
b) En medio del odio

Dice el evangelio de Lucas : Le crucificaron allí a él y a los malhechores, y Jesús decía: “Padre, perdónales” 

En medio del odio me pareció que había dentro de mí un amor invencible.
En medio de las lágrimas me pareció que había dentro de mí una sonrisa invencible.
En medio del caos me pareció que había dentro de mí una calma invencible
Me di cuenta, a pesar de todo, que en medio del invierno había dentro de mí un verano invencible.
Y eso me hace feliz.
Porque no importa lo duro que el mundo empuje en mi contra, dentro de mí hay algo mejor empujando de vuelta.

“El verano”, 1953, Albert Camus

c) La piedra budista

Y Jesús le dijo a la Samaritana, el que beba de esta agua no tendrá jamás sed. La bondad, que es una de las vibraciones de la vida, es la esperanza del mundo

En las afueras de un monasterio budista, en las montañas del Himalaya, hay una piedra con un acertijo inscrito en ella: “¿Qué hay que hacer para que una gota de agua no se seque?”. Detrás de la misma piedra se encuentra la respuesta: “Dejarla caer al mar”. Bellísima imagen. Pero corresponde a la idea de integración oceánica y de totalidad, que no comparto.
Tal vez una respuesta alternativa, propia de las afueras -de la intemperie, del desierto-: ¿Qué hay que hacer para que una gota de agua no se seque? Ponerla en los labios de alguien que tenga sed.

J.M.Esquirol, ibidem pag. 104

8.      Invitación a enumerar las bocas sedientas

                   ¿Qué hay que hacer para que una gota de agua no se seque?
La respuesta está en nuestras manos

¿En que boca sedienta pondrías tú la gota de agua?


9.       Brindis de cumpleaños y tarta.

Ya es hora de comernos la tarta dando significado a la continua metáfora en la que vivimos.
Por eso:

Brindemos por la vida que no cede…
TODOS:
                 Por la historia que avanza imparable…
              Brindemos por el amor,
              la poesía,
               y la belleza del don
              Brindemos desde las víctimas
              y con los pobres
             Brindemos por la gracia que libera
             restituye y enamora

          ¡Feliz cumpleaños!






Celebración CCP Zaragoza, 26 de octubre. Inicio de curso

TIEMPO DE ACOGIDA, CUIDADO E INTEGRACION

Buenas tardes, amigas y amigos
Bienvenidas a esta celebración que hemos querido empezar dando voz a ellos: los jóvenes, unos migrantes, y otros de aqui, dialogando y poniéndose en la piel del otro. Nos parece un gesto esperanzador en los tiempo que corren, y luego pondremos un poco más. 
Es la primera celebración del curso y a la Comunidad de Torrero II nos parecía importante destacar que ES TIEMPO DE ACOGIDA
- A Las personas migrantes, que vienen de otros países buscando una vida más digna. 
Pero no se trata solo de Acoger, es necesario INTEGRAR, y eso pasa por ponernos en la piel del otro, acompañar y cuidar. 
Acoger sin integrar sería como dejar a la persona que llega a nuestra casa, en el quicio de la puerta, comiendo de las migajas que caen de nuestra mesa. 
Por ello os proponemos un rato de escucha, dialogo y compartir sobre estos retos. De forma que sea también la puerta de entrada para una reflexión más amplia sobre la acogida e integración de las personas migrantes, que trataremos a lo largo de este curso. 
Para ello es fundamental partir de cómo nos afecta a cada persono, nos importan de verdad esas personas?, desde donde conecto con ellas?... . pasar de la cabeza al CORAZÓN.
- Otra acogida que nos parece importante en este comienzo de curso, es a LAS PERSONAS QUE VAN A FORMAR PARTE DE LA COORDINADORA DE COMUNIDADES, asumiendo esa tarea de hacer red y comunidad. 
Nos gustaría, como se dice en el acta, que en todas las comunidades se cuide, acoga e integre a esas personas…que no se tengan que hacer hueco a codazos en la reunión de la comunidad…sino que sea algo natural, pues es reflejo de nuestro ser iglesia de base. 
- Y también queremos tener presentes a las personas de nuestras comundiades , por desgracia demasiadas, que tienen problemas de salud y no pueden estar aquí con nosotros. Los sentimos presentes y encendemos la vela de esta celebración 

CONTINUAMOS...










Celebraciones para el curso 2018-2019:
  • 27 de octubre (principio de curso)
  • 23 de diciembre (navidad)
  • 13 de abril (semana santa)
  • 8 de junio(pentecostés)

Celebración CCP Zaragoza. 8 de junio. Pentecostés

“Vamos juntos compañero”
Con tu puedo y mi quiero
Vamos juntos compañero (BIS)
Compañero te desvela la misma suerte
que a mí
Prometiste y prometí, encender esa
candela (BIS)
Con tu puedo y mi quiero
Vamos juntos compañero (BIS)
La muerte mata y escucha, la vida viene
después
La unidad que sirve es la que nos une
en la lucha (BIS)
Con tu puedo y mi quiero
Vamos juntos compañero (BIS)
La historia tañe sonora su lección
como campana
Para gozar el mañana hay que pelear el
ahora (BIS)
Con tu puedo y mi quiero
Vamos juntos compañero (BIS)
Algunos cantan victorias porque el
pueblo paga vidas
Pero esas muertes queridas van
escribiendo la historia (BIS)
Con tu puedo y mi quiero
Vamos juntos compañero (BIS)

Jn. 20, 19-23
Al anochecer de aquél día, el primero de la semana, estaban los discípulos en
una casa con las puertas atrancadas por miedo a las autoridades judías. Jesús
entró, se puso en medio y les dijo:
Paz con vosotros
Dicho esto, les enseñó las manos y el costado. Los discípulos se alegraron
mucho de ver al Señor.
Jesús repitió:
Paz con vosotros. Como el Padre me ha enviado, os envío yo también
A continuación sopló sobre ellos y les dijo:
Recibid Espíritu Santo: a quienes les perdonéis los pecados les quedarán
perdonados; a quienes se los imputéis, les quedarán imputados.


“Pon tu mano”
Pon tu mano en la mano de aquel que te da la mano
Pon tu mano en la mano de aquel que te dice ven
El será tu amigo hasta la eternidad
Pon tu mano en la mano de aquel que te dice ven
Pon tus ojos en los ojos de aquel que te está mirando
Pon tus ojos en los ojos de aquel que te mira bien
El será tu amigo hasta la eternidad
Pon tus ojos en los ojos de aquel que te mira bien
Pon tu vida en las manos de aquel que te está esperando
Pon tu vida en las manos de aquel que te dice ven
El será tu amigo hasta la eternidad
Pon tu vida en las manos de aquel que te dice ven









Celebración CCP Zaragoza. 13 abril. Domingo de Ramos 

Jesús entra en la ciudad de Jerusalén. Conversión a la ciudadanía

(Fidel Aizpurúa) 

Introducción

Presentación  https://drive.google.com/file/d/1X4NsB_qAqFDZ5EpDOzNrBEoLfkQI7Bow/view?usp=sharing

Valor y fuerza de lo que sucedió en la ciudad de Arezzo para la construcción de la convivencia ciudadana: 

· No huir de la ciudad conflictiva («en guerra civil, en trance de exterminio»). Es la ciudad de nuestra familia, los seres humanos. Mirar el conflicto de lejos, como no afectados, es imposibilitarse para la ciudadanía, para el amor social. 

· Los demonios quieren «que los ciudadanos se maten». Esos demonios están en el propio interior de cada cual. Tenerse por incontaminado de violencia, de dureza, de exclusión es no entenderse correctamente. 

· La sencillez, el corazón sin doblez, la actitud del que no quiere poner trampas de ninguna clase puede ser una herramienta buenísima para construir la ciudadanía sobre una base humana y cristiana. 

· Predicar el alejamiento de la violencia, decirlo de mil formas, con toda clase de actitudes y gestos, controlar el juez que llevamos dentro, son actitudes imprescindibles para la construcción benigna y crítica de la ciudadanía. 

· Los resultados anhelados son la paz, la calma y la vuelta al «código de la ciudadanía», que no es otro sino el código del respeto, la tolerancia, la colaboración, el gozo ciudadano, la actitud de quien quiere restañar heridas más que infligirlas. 

· Las «plegarias del pobre» pueden también contribuir humildemente a la observancia del código de la ciudadanía, siempre que esas plegarias estén imbuidas de amor social, de pasión por la convivencia en paz, de dolor asumido por el daño que nos hacemos los humanos que, estando llamados a la convivencia pacífica, nos empeñamos, con frecuencia, en devastarla. 


De la homilía del Papa Francisco para el Domingo de Ramos: 

Grito de alegría en la sencillez y el grito de condena desde el poder. 

Jesús entra en la ciudad rodeado de su pueblo con cantos y gritos de algarabía. Es el grito de hombres y mujeres que lo han seguido porque experimentaron su compasión ante su dolor y su miseria. 

Esta alegría y alabanza resulta incómoda y se transforma en sinrazón escandalosa para aquellos que se consideran a sí mismos justos y fieles a la ley. Alegría insoportable para quienes han bloqueado la sensibilidad ante el dolor, el sufrimiento y la miseria. 


Así nace el grito del que no le tiembla la voz para gritar ¡Crucifícalo! Es la voz de quien manipula la realidad y crea un relato a su conveniencia y no tiene problema en buscar los medios para hacerse más fuerte y silenciar las voces disonantes.

Y así se termina silenciando la fiesta del pueblo derribando la esperanza, matando los sueños suprimiendo la alegría; así se termina blindando el corazón, enfriando la caridad.

Relación entre ciudadanía y espiritualidad

Aportaciones de la comunidad cristiana a la ciudadanía
Valores espirituales  de la ciudadanía: Amor social
Prioridad de la persona y de su dignidad
Contra el discurso del odio: fortalecer la cohesión colectiva
Ser amparo de los débiles
Aplacar las voces de la ira que bloquean el camino de la fraternidad
Contribuir explícitamente a la ciudadanía
Gente por el bien, es más profundo el bien que el mal
Utopía de la igualdad y de la necesaria equidad
Apóstoles de la inclusión
Aportación a la paz y el perdón social
Compasión social incluso sobre personas y situaciones que deterioran la paz social

Dinámica de la oración sobre la ciudad deseable


Ap. 21, 1-4
Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar no existe ya. Y vi la Ciudad Santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Dios, engalanada como una novia ataviada para su esposo. Y oí una fuerte voz que decía desde el trono: «Esta es la morada de Dios con los hombres. Pondrá su morada entre ellos y ellos serán su pueblo y él Dios - con - ellos, será su Dios. Y enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá ya muerte ni habrá llanto, ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado.

Plegaria Eucarística


Jesús nos llama 

A vosotras y vosotros. 

Que recibís mi Palabra y la ponéis en práctica, 

que compartís mi proyecto y lo lleváis a cabo, 

que os reunís en mi nombre y evocáis mi presencia. 

Que os mantenéis firmes en la opción evangélica y progresáis en la fe puesta en acción, 

Que sois fuertes en vuestra debilidad y acompañáis la vida de los más frágiles ofreciendo las manos cálidas. 

Que afrontáis la realidad sin renunciar a la igualdad efectiva, dando lugar a un futuro mejor para seguir construyendo el Reino como comunidad de ciudadanos y ciudadanas 

A vosotras y vosotros, 

que sois mi familia y que tenéis mis sentimientos y mi Espíritu, 

os invito a celebrar y compartir estos dones de la tierra. 


Comunión Benedictus de la Misa para la Paz


Padre nuestro


Padre/Madre, misterio de Dios, que estás a nuestro lado aun cuando te sentimos ausente.

Santificamos tu nombre cuando te reconocemos en todo lo que nos rodea.

Venga a nosotros tu Reino lleno de Sabiduría para que ilumine nuestro entendimiento y nuestro corazón.

Que tu Voluntad de Amor sea el pan nuestro de cada día y no seamos nido de soberbia, crítica destructiva, egoísmo, envidia…

No caigamos en el olvido de la tierra que nos acoge y de los hermanos que nos acompañan en la aventura de la vida.

Amén

Acción de Gracias


Abrazo de paz




 












EL OTOÑO  -  CAER PARA REVIVIR
INTRODUCCIÓN:
 La imagen más común de la llegada del otoño es la caída de las hojas de la mayoría de los árboles. Los árboles se desnudan en el otoño, para vestirse con nuevos trajes en la primavera.  Es el binomio CAER para REVIVIR. Caen las hojas para revivir con nuevos brotes en un nuevo ciclo. Nosotros, como seres relacionados con la Naturaleza de la que dependemos y con la que nos relacionamos, estamos llamados a hacer nuestro el mismo ciclo de caer para revivir. Caer de todo lo que se ha gastado y secado, y revivir de lo nuevo y fresco. Es el binomio evangélico del hombre-mujer viejos para ser reemplazados por el hombre-mujer nuevos.

Este es el clima de nuestra celebración del otoño: Descubrir lo que debe CAER en nosotros y en la sociedad, para REVIVIR a unas personas más humanas y un mundo mejor. Más fraterno y sororal y más solidario entre todos los seres que formamos la Naturaleza.
LA NATURALEZA (Video)
LECTURA del artículo de J. Arregi “El Misterio del mundo”
AUDICIÓN: El Otoño de Vivaldi
PARTICIPACIÓN DE TODAS Y TODOS: Nos preguntamos:
                Qué posturas actuales deben CAER en nosotros para REVIVIR otras nuevas
            Qué debe CAER en el mundo  para que REVIVA un cosmos más humano y justo
LECTURA DE UN POEMA: VIENTO DE OTOÑO (José Hierro)
Hemos visto, ¡alegría!, dar el viento                                                                                                    
gloria final a las hojas doradas.
Arder, fundirse el monte en llamaradas
crepusculares, trágico y sangriento.

Gira, asciende, enloquece, pensamiento.
Hoy da el otoño suelta a sus  manadas.
¿No sientes a lo lejos sus pisadas?
Pasan, dejando el campo amarillento.


Por eso, por sentirnos todavía
música y viento y hojas, ¡alegría!
Por el dolor que nos tiene cautivos,

por la sangre que mana de la herida
¡alegría en el nombre de la vida!
Somos alegres porque estamos vivos.

COMIDA DE LOS FRUTOS DE LA NATURALEZA:
Participaremos en el ciclo de otoño de la Naturaleza, comiendo  algunos de sus frutos: almendras, avellanas, nueces y castañas, y bebiendo un poco de vino, fruto de la uva que se recolecta ahora; haciendo nuestro el CAER lo seco y caduco de nuestras vidas, para revivir unas posturas y actitudes nuevas que humanicen nuestro mundo.

NO COJAS LAS ACEROLLAS: Un canto a la esperanza, a la unión y a la construcción entre todos de una nueva tierra.

No cojas las acerollas, déjalas para el verano                     Y entre los dos hay que levantar
toma el camino de casa                                                                              hay que levantar, hay que levantar.
que allí te espera tu hermano.

Una arboleda en el río, una huerta en el secano                              Y entre los tres hay que levantar …
y al amigo que está lejos                                                           
a traerlo de la mano.

Sobre la cueva una casa, sobre el erial un paisaje            Y entre los cuatro hay que levantar …
y al que se va a la vendimia
pagarle el último viaje.

Una esperanza segura de que todo va adelante                              Y entre los cinco hay que levantar …
y si alguien queda parado
decirle que es caminante.

De toda la tierra entera un lugar en donde quepan        Y entre todos hay que levantar …
los que caminan y esperan,
los que vuelven  y se quedan.

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE ZARAGOZA - 20  OCTUBRE 2018

              
  
EL MISTERIO DEL MUNDO, J. Arregi

1.- Quien mira de verdad, no puede menos que admirar el Misterio del mundo, tan infinitamente complejo y armonioso a la vez: que haya amanecido esta mañana lluviosa y tibia de otoño, que nuestros pulmones respiren por sí mismos y nuestro corazón siga latiendo sin saberlo nosotros, que esas grandes gaviotas vuelen tan plácidamente, que el mar y la montaña estén ahí, siempre iguales y cambiantes, que exista la Madre Tierra que nos engendra y nutre a todos los vivientes gracias al sol y sea nuestra casa común, a pesar de que nosotros, los pobres humanos, nos empeñemos tan insensata y dramáticamente en romper la comunión y la armonía de todo lo que es.

 2.- Que nuestra Tierra y nuestro sol no seamos, sin embargo, más que una parte infinitesimal de nuestra galaxia, que haya en ella entre 200 y 400 mil millones de estrellas con sus respectivos planetas, muchísimos de ellos habitados sin duda por seres vivientes tal vez menos o tal vez más inteligentes que nosotros, que la estrella más cercana esté a más de 4 años luz –es decir, que la luz, a 300 mil kilómetros por segundo, necesite más de cuatro años para llegar desde dicha estrella hasta nosotros–, que la estrella más lejana visible a simple vista esté a 11.600 años luz, que nuestra galaxia tenga un diámetro de 100 mil millones de años luz, y que existan hasta un billón de galaxias similares a la nuestra y otras nuevas se estén formando, que el universo se esté expandiendo y la expansión se esté acelerando, que el diámetro del universo actual mida 93 mil millones de años luz… Nos faltan ceros. Se nos corta el aliento.
3.- Que todo este universo esté formado de los mismos átomos, y que dentro de cada átomo –formado a su vez de electrón, núcleo y centenares de partículas atómicas– se abra otro universo inmensamente pequeño que se mide en micrómetros, nanómetros, picómetros, femtómetros, attómetros, zeptómetros y yoctómetros,.
Todo lo que es son formas que emanan o emergen de eso que llamamos materia –genial palabra que, no lo olvidemos, viene de mater, madre–, pero ¿qué es la materia, esa matriz universal de todas las formas? Es una forma de energía, pero no sabemos qué es la energía, solo sabemos que por ella se produce todo movimiento y transformación de los cuerpos físicos. De menos sale más. De los átomos emerge la conciencia. La realidad es, pues, absolutamente misteriosa. Y lo más misterioso es que sea.
4.- No podemos dejar de preguntarnos, pero toda respuesta nos lleva a nuevas preguntas y a un gran silencio. Todo lo que sabemos nos sitúa en la frontera de lo desconocido. Las mismas ciencias nos vuelven más ignorantes, pues cuanto más conocemos, tanto más sabemos lo que queda por conocer. Las ciencias nos conducen a la frontera y a la conciencia del Infinito, del Misterio que no podemos manejar, que nos envuelve y habita. En esa frontera final, también las ciencias, ellas sobre todo, se llenan de asombro y se vuelven humildes, más conscientes que nadie de los peligros de su inmenso poder, y nos invitan a la sabiduría suprema: la humildad y la humanidad, las únicas que salvarán del abismo la arcilla preciosa y vulnerable que somos, el humus común de todos los seres.
5.- ¿Y Dios? Es el Misterio absoluto del mundo, más allá de todos los nombres e imágenes personales o impersonales, del dualismo y del monismo, del teísmo y del ateísmo. Dios no explica nada, pues toda explicación es un constructo humano. “Dios” en cuanto explicación o fundamento del mundo o de la moral también es un constructo humano. La bondad de Jesús lo encarnó de un modo paradigmático para los cristianos, pero no lo agotó en cuanto individuo histórico y particular que fue de la especie Sapiens, especie que más pronto que tarde desaparecerá y será reemplazado por otra forma viviente hiperhumana o transhumana, más poderosa que nosotros, espero que también más inteligente en el sentido pleno, es decir, más espiritual, más libre y fraterno, más bueno y feliz. Creer en Dios es creer en ese futuro, a pesar de todo. Y creer en ese futuro es crearlo. Creer en Dios es crearlo, se puede decir.
6.- Dios es –dicho con meras metáforas– el Todo irreductible a las partes, Corazón sin forma de todas las formas del cosmos, Aliento vital de todo cuanto es, Origen o Fuente o Fondo eternamente presente de toda energía y materia, Conciencia universal, Puro Ser o, mejor, Interser, Relación de todo con todo, Creatividad buena sin fin de la que todo el universo, nosotros en él, es portador, para el adviento o el advenimiento o la realización del Arcoíris de la Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario